Estilo Boho.

Este estilo representa a aquellas personas que le gustan las cosas simples, el contacto con la naturaleza, el darle valor a lo antiguo y disfrutar la vida de una manera más relajada y divertida.

Pocos estilos decorativos son tan alegres como este. Es un mix de estilos en el que lo hippy, lo étnico y lo oriental conviven con naturalidad creando atmósferas únicas y muy personales. Sin embargo, al ser un estilo de alma rebelde que invita a saltarse las normas establecidas, podría desembocar en espacios repletos de cosas y colores, sin sentido y un tanto kitsch. Es por ello que es importante entender no necesariamente debe ser todo repleto de colorido, ya que puedes conseguir el mismo estilo con una paleta de colores neutra y agregarle con detalles la onda hippie chic. Aquí te explicaremos cómo lograrlo:

¿Qué revestimiento usar? En esta elección podemos ser atrevidos o conservadores, pero si te gusta el color, no dudes en utilizar revestimientos tipo baldosas hidráulicas en paredes o muros, porcelanatos con diseños como nuestro porcelanato 20×20 Lisboa que agregará un toque más atrevido y original y a un precio muy atractivo. Las alfombras de colores o SPC look madera también le van muy bien a este estilo. Una de las claves del estilo Boho es que no hay reglas. Vale (casi) todo mientras te guste y te sientas a gusto.

En cuanto a los muebles nuestra recomendación es incluso combinar mobiliario de tendencia nórdica (muy sobrios y prácticos), con elementos de decoración más hippies, como cojines con patrones, asientos colgantes, una iluminación cálida y pieles. Lo ideal es que los muebles más grandes de la habitación sean de colores neutros, como blancos o grises, y los toques de color lleguen con los cojines, plantas, lámparas y adornos.

Recuerda siempre: “colores sí, pero evitar caer en una decoración tipo arco iris. Usa colores y combina estilos pero con mesura, no todo vale”. 

Claves para lograr este estilo:

  • Uso de materiales naturales no puede faltar. En este estilo quedan perfectos materiales y texturas como la madera, el cuero, las fibras vegetales, los textiles de algodón, el uso de detalles de cristal y de cerámica.
  • Las paredes nunca están vacías: este estilo es relajado pero con onda. Dale un toque de elegancia usando colores neutros en la pintura de tus muros y mezcla estilos en tus murallas con cuadros tipo óleos muy coloridos y alegres.
  • Las plantas de interior son un complemento muy importante, ya que se caracteriza por introducir la naturaleza a tu casa.
  • Los colores son el eje fundamental sobre el que gira todo lo relacionado con este estilo. Se deben usar colores intensos, alegres, vibrantes para crear atmósferas con una energía única. Atrévete a sobreponer colores, formas, texturas. Este estilo es ideal para los coleccionistas que guardan muchos recuerdos de sus viajes o historias familiares.
  • Uno de los elementos básicos del estilo Boho es la incorporación de patrones. Acá funcionan perfecto las alfombras con diseños o colores vibrantes, los cojines con estampados geométricos, las mantas étnicas. Para conseguir el look del estilo bohemio no tengas miedo a la superposición de elementos con patrones distintos. 

Suscríbete a nuestro newsletter

×